martes, 15 de junio de 2010

DREW HEMPEL - SPRING FOREST QIGONG

A Conversation with Qigong Researcher Drew Hempel

Tags: , , , , , , , ,

The enigmatic Drew Hempel—activist, author, polymath, and accomplished qigong practitioner—shares his fascinating story in this Martial Development exclusive interview.

Drew, how were you first introduced to the ancient art of qigong?

I first discovered Taoism back in the 1970s, in first grade. My best friend at the time was adopted from Korea. He told me he always got his lunch from “Tao Foods” [a local grocery store], so that made me wonder what it was about.

Later, in 1995 I noticed a flyer posted to see qigong master Effie P. Chow, a Chinese master who lives in San Francisco. Immediately I wanted to go, but I was also skeptical of New Age gimmicks. I actually called to request a lower entrance fee, and amazingly I was told I could get in half price.

So Effie Chow was your first teacher?

My girlfriend joined me at the seminar, at St. Catherine’s University. Effie P. Chow had us make an energy ball. I could feel this strong electromagnetic resistance between my hands. Effie projected chi at people walking towards her, and she said that she could be attacked by huge muscle men and it wouldn’t matter—even though she’s a little lady, she could sense their energy and then redirect their energy, adding it to her own. My girlfriend remained skeptical.

As everyone was leaving, this big female security guard wandered in, wondering what was going on in here. She then stated that the fuse blew for the room behind us! (Hardly anyone heard this—it wasn’t staged or meant for any audience.)

After further researching qigong, I traveled to San Francisco to see if I could meet with Effie P. Chow again. I stayed with my Chinese high-school friend who had moved out there. Effie P. Chow was not readily available—at least at my budget, of next to no funds!

I returned home, and I kept researching the issue. By 1998 I was taking Yan Xin qigong with the Chinese community at the University of Minnesota. Again I felt strong, blissful heat from the meditation practice.

Later on, I attended a talk from a Tibetan monk—a lama meditation master. I realized I had this headache from concentrating hard, listening to his amazingly profound lecture, only it was focused on the very center point of my forehead. It didn’t hurt, it was just a strong pressure. I was really psyched.

Did you learn from other masters too?

The Chinese produced a government documentary called “Yan Xin, Superman,” showing Master Yan Xin giving chi healing lectures in stadiums filled with thousands of people. (Yan Xin has tested his qigong with the help of nuclear physicists and other scientists.) The dialogue was all in Chinese, but the people in the room translated for me.

One of my Chinese fellow students was really serious. When I ran into him on campus, he told me to continue practice in secret. His roommates didn’t know about his practice…but I could FEEL electromagnetic fields emanating from his body!

Why did he advise you to practice in secret? How did you expect people to react, if they discovered your active interest in qigong?

Serious meditation is anathema in our culture. People react to the energy. It is a transformative experience, based on the philosophy of existing within a larger consciousness containing yourself and others.

I’ve had a wide-range of reactions to my practice: people ecstatic with joy, total strangers thanking me. (It’s important not to stare while in a trance, sitting in full-lotus. Ha ha.)

Meanwhile, back at the U of MN, my housemate told me she had studied qigong with a local man named Chunyi Lin. I was intrigued, but she didn’t offer more information and I didn’t think much of it.

Later on, that same man made a presentation to my graduate class in spiritual healing (which incidentally was taught by a Jesuit priest).

Many qigong instructors make incredible claims about their abilities. What led you to believe that Chunyi Lin was a genuine master?

Miracle Healing From China

I had previously read Effie P. Chow’s “Miracle Healing from China”, plus many other books. I could feel Chunyi Lin’s energy right away, and could compare it with my previous experiences.

In 1999 I took his Spring Forest Qigong Level 1 course. When Chunyi Lin walked around the class, he shook his fingers at you while you were doing his simple standing exercise. There was no touching, but my body filled with bliss and I saw this amazing light. When my beautiful girlfriend picked me up, I had to admit to myself that what I had just experienced was a deeper love than anything I had experienced before.

Not until 2000 was I able to study qigong intensively with Chunyi Lin. Since I was on a special diet, and practiced several hours a day while reading and meditating, things progressed rapidly. By the end of the year, I had transformed my brain and had experienced many paranormal phenomena.

Your training included a special diet?

Diet is the most difficult aspect of practice, after emotional blockages. In the book “Beyond Telepathy“, Dr. Andrija Puharich argues that potassium enables a proton magnetic momentum—a plasma. I read elsewhere that chloride is the negative ion while potassium and sodium are slightly different positive ions. So basically, you are ionizing your body by not eating salt…I had to figure this out from experience and then my own research.

Initially, I was skeptical about a no-salt diet, but I read that vegetables would provide me with enough sodium. In fact, salt is mainly needed to counteract the acid from grains (“bigu”, the energy feast, means literally “without grains”). Just to be safe though, I used Braggs Soy Sauce, which is a vegetable sodium salt substitute.

Did you have to rearrange your schedule to allow this intensive training? How did you support yourself and pay your bills during this time?

In 2000, I was working at Clean Water Action for 10 hours a week, and living just a mile bike ride from work. I was a part-time graduate student at the University of Minnesota, completing a self-designed masters degree through the Liberal Studies Program. My father paid for my school, and provided $500 a month for books and living expenses. I devoted my master’s degree to volunteering in sustainability activism.

There I organized a campaign to divest $1.5 million from Total Oil, since they used slave labor in Burma. Later, I focused on the University’s clothing contracts with sweatshops, achieving the goal of having the University join the Workers Rights Consortium.

This work was very intense, and I experienced firsthand amazing corruption at the highest levels of power. So I dropped out of school; I could not agree to accept a degree after directly experiencing the hypocrisy of society.

I eventually readmitted to finish my degree, on the condition that I would do my final self-directed research by taking qigong classes with Master Chunyi Lin, through a community college. (This was formally supervised by the chair of the African Studies department, as a study in non-Western non-dualism philosophy.)

I lived right next to a cooperative food store, so I had the finest (salt-free, vegetarian) diet and I was able to focus all my attention on reading and researching meditation. I ordered rare books through the University’s inter-library loan system, used the University database for research, and stayed in my room to practice Spring Forest Qigong exercises many hours a day.

Taoist Yoga: Alchemy and Immortality

I read Mantak Chia’s work, and I read “Taoist Yoga: Alchemy and Immortality”. I read spiritual and religious books from India and Thailand.

I also had a car at that time, so I would drive to the Spring Forest Qigong classes and retreats. I attended the Spring Forest Qigong guild meetings, where the students meet once or twice a month to practice healing on each other.


Through this intensive practice, you progressed rapidly. What experiences and events marked this progress? In what manner was your brain “transformed”?

The first energy transmission I had from Master Chunyi Lin was this flash of light (while my eyes were closed)…very bright, and my whole body filled with this amazing deep bliss. (Chunyi Lin was first healed by Yan Xin and later studied with Yan Xin’s teacher!) When Chunyi Lin walks into the room, you can immediately feel the whole room fill with this magnetic bliss energy.

One day, after a Spring Forest Qigong Level 2 class, Chunyi Lin stared through my body at my right kidney, and I felt this amazing laser bliss right on my kidney. By that point, I knew that Chunyi Lin had profound healing energy.

At the guild meetings, Chunyi Lin would stand in the front of the auditorium and I would see this bright yellow orb of light shooting out of his head.

“I moved 9 times looking for a quiet place, but mundane energy imbalances always intruded…I felt like I had come back from the dead and only consciousness was real.”

As the bliss and electromagnetic energy increased with more and more full-lotus sitting, I realized that there was water flowing from my brain! It was like an electrolysis converting the hydrogen and oxygen in the atmosphere into water through the electromagnetic fields of my third eye. Water poured into my belly, and I realized that this must be the “ambrosia” [described in neidan training manuals]. The top of my skull got soft, and amazingly it started pulsating with electromagnetic energy.

Does the full-lotus meditation posture have any special significance?

Chunyi Lin states that 20 minutes of full-lotus yoga or padmasana (with the ankles up on the thighs, legs crossed, left leg first and right on top) is worth 4 hours of any other meditation practice—if you want to see whether someone is an energy master, just see how long they can sit in full-lotus.

Through my own research, I discovered that yin and yang were originally music ratios—nonwestern music, which uses complementary opposites. (It’s very abstract reasoning, but something I had discovered from my music training while in high school.) I verified that 2:3, the Perfect 5th is Yang and 3:4, the Perfect 4th is Yin. The specific source is in my master’s thesis, “Epicenters of Justice” (2001) which is readable freely online. In short…

Nonwestern music healing works by transducing sound through natural resonance of frequency, to create ultrasound which ionizes the serotonin in the stomach. The more you listen to the source of sound, which is pure consciousness, the more electromagnetic chi energy is created; finally it turns into shen (spirit light). The full-lotus is a tetrahedron—pyramid power—which is composed of eight 2-3-4 triangles.

“I gave my car away. I began eating meat, and dumpster-diving for food. My focus in life was no longer activism; it was qigong.”

In Western science, the equilateral triangle requires the irrational number for geometric magnitude, but in music ratios of complementary opposites–from Pythagorean harmonics and Taoist yin and yang—the full-lotus pressure creates frequency resonance for turning matter into energy. Since the tetrahedron most efficiently creates the yin-yang ratios, the energy creation is fastest there.

How have these experiences affected your outlook on life, and your relationships with other people?

I started having precognitive visions in my full-lotus meditation, but I also was extremely sensitive to the energy imbalances around me. I desperately wanted a quiet place to meditate. I researched intensely all the monasteries around the world, and various other spiritual gurus and masters. I thought that if only I could find a better environment, then I could deepen my meditation. Amazingly I could not find a teacher who seemed on the level of Chunyi Lin—his ability is truly rare.

I moved 9 times looking for a quiet place, but mundane energy imbalances always intruded. I continued taking classes, but not at the same intensity of practice on my part. I stopped my special diet. I felt like I had come back from the dead and only consciousness was real.

My degree was over, and my funding was gone. I gave my car away. I began eating meat, and dumpster-diving for food. My focus in life was no longer activism; it was qigong.

I had no choice about it, and I still am trying to adjust. My experience was similar to that of Wang Liping, who was told to move back into society after his training (in the book “Opening the Dragon Gate“)…only I didn’t make the transition successfully. Ha ha.

I continued my research intensely, “reverse-engineering reality” by comparing science with my own experiences. I discovered some amazing things about the vagus nerve transducing serotonin and anaerobic bacteria. I discovered, by accident, what I call the “O at a D”: psychic mutual climaxes with females.

When Jim Nance, Chunyi Lin’s qigong master assistant, asked me to help him write a book on his training, Lin stated that the spirits would not like this. It seems controlling, but Jim Nance completely respects this, and even mentioned to me that it’s better to not post on the Internet.

Do you have any advice to offer those who are interested in qigong, but unsure quite where to start?

Chunyi Lin
Chunyi Lin

The exercises that Chunyi Lin teaches are extremely simple and yet very effective. The “Small Universe” Level 1 CD is the same as the “Microcosmic Orbit” that Mantak Chia teaches. That is also the focus of the book “Taoist Yoga: Alchemy and Immortality”. Chunyi Lin has stated that the Small Universe is the foundation practice and can take you to the highest level. “Taoist Yoga” explains these steps in detail.

Anyone can practice the small universe—a paralyzed man in England healed himself just after the first session! I wholeheartedly recommend his Spring Forest Qigong meditation practice.

Enjoy the energy is my advice.

I’ve spent a lot of time online answering questions from readers, and I’ve posted on many forums to seek critical feedback, knowing that my peers are my greatest critics. So I’m always happy to learn from any readers, and enjoy learning about their qigong experiences as well.

Drew Hempel’s book, “Trance Songs: How to Make Love to the Universe”, is available at Lulu and Amazon. Drew currently blogs at Natural Resonance Revolution.

This is a condensed, edited version of our interview. Any exercises or methods described herein should not be attempted without proper instruction and supervision.

  • I’m glad Mr. Hempel had such tremendous results with Spring Forest Qigong.

    I personally haven’t had earth-shattering results. I’m a martial artist, I’m in peak physical health, have a pure diet, and took up Spring Forest Qigong to cure, *note* cure, asthma. I’ve had it since childhood.

    I did notice an increase in cardiovascular health, with new veins showing up and those types of benefits. On the other hand, I do still get asthma a bout as infrequently as I usually do (I have to use an inhaler to sleep maybe once a month).

    I’ve been practicing pretty much daily for about 3 months now.

    Have you personally tested it out? I was a little disappointed thus far, even though I’m going to continue practicing. I figured a respiratory ailment, of all the ailments there are, would be benefited the most by an increased circulatory system. It didn’t really do anything thus far.

  • 2 drew hempel // Sep 11, 2009

    Alexander — thanks for sharing your results. This will sound weird but have you tried cayenne? You can get cayenne pills with ginger — but I mean lots of cayenne. It’s amazing stuff. Of course what do I know! haha. My sister’s family was battling this fluid in the lung thing — the doctor had diagnosed my nephew with asthma. I got him on cayenne and it cleared up. When I moved in he had it bad again (long loud hacking coughs and breathing in to get air — heaving) so I got more cayenne pills and it’s gone. My sister would get the cough as well but I could heal her by using the qigong only — transmission while I’m in full-lotus. Even I got it then — but still it’s only a bit of liquid in the lungs and cleared out. Obviously not the same as asthma. The power of garlic is doubled by cayenne — and the two together are amazingly powerful. Garlic will reverse the full flu symptons after 3 bulbs if it’s good garlic. All the best.

  • 3 Chris // Sep 11, 2009

    Alexander, I haven’t met Chunyi Lin myself, but based on Drew’s description (and others), I have some familiarity with his methods. If you have a specific problem, it is probably best to get a specific diagnosis and treatment, rather than assuming the general-purpose exercises are most appropriate.

  • 4 drew hempel // Sep 11, 2009

    http://springforestqigong.com has lots of the testimonies from Chunyi Lin healing cancer, M.S., etc. He does phone healings along with Jim Nance his qigong master assistant. They both do healings on “energy blockages” but Chunyi Lin has coauthored a qigong chapter with Mayo Clinic Dr. Nisha Manek for a Mayo Clinic medical textbook. Chunyi Lin first healed a very rare lung condition of a Mayo Clinic patient who didn’t want to have a transplant. She had been on an oxygen machine but after a few classes of Tai-chi she went off the machine. He was just new to the U.S. and wasn’t even teaching qigong yet — it’s covered on the local news report on his website.

  • 5 els // Sep 11, 2009

    I do in fact own the ’small universe’ cd from Spring Forest Qigong but still don’t know how to properly perform the meditation as I’m unsure of what exactly to to do – to feel the energy coming in or to visualize it? The instructions are seemingly ambiguous.

  • 6 drew hempel // Sep 11, 2009

    What I recommend is to get Mantak Chia’s first book which is just on the small universe — the same as the microcosmic orbit. It’s Awakening the Healing Energy of the Tao. Very brief and straightforward with detailed information in modern language — and best of all report back from the student experiences.

    Then the book that solely focuses on the alchemy from the small universe is “Taoist Yoga: Alchemy and Immortality” trans. by Charles Luk. This is is very complicated — I got to chapter 10 in the practice — or so. It’s like a cook book — you practice the book and you are transformed. I got to the week of pure meditation — no food, just half a glass of water.

    But after that the energy was too intense and I couldn’t follow the book because it was too complicated! haha. Now I know that when the book says generative force it also means negative vitality — both are jing or electrochemical energy felt as blissful heat. Positive vitality is the chi or electromagnetic force which is also negative spirit. Positive spirit is when the light as shen energy is so strong that it creates telekinesis or transforming matter — which is then called prenatal vitality and is the same as jing. So the generative force is also the prenatal vitality. I’d have to double check but alchemy starts and ends with jing and the terms overlap plus there are more factors. It’s a fascinating book – I gave my copies away to encourage others to investigate.

    But in the end the book keeps practicing the small universe until the person makes another physical body and then after traveling around the universe doing healing, etc. (while his first body is in meditation) he then makes his first body completely disappears and his spirit is immortal after that.

    To be honest this part confuses me because Master Nan, Huai-chin (an author I discovered RIGHT after my week long bigu fast) states that even if you can travel into outerspace you’ll have immortality for a long time but eventually there’ll be some cosmic catastrophe, destroying the galaxy. And maybe the whole universe — that’s exactly what Advaita Vedanta teaches that only the emptiness or pure awareness as consciousness is real — that any immortal energy as matter or spirit is temporary. That even the whole universe is an illusion.

    This is what Taoist Yoga calls “eternal nature” and the book ends and begins with “eternal nature” but doesn’t elaborate on it.


Interesantes Especímenes Humanos
Hoy: entrevista con Drew Hempel

Surfeando por los puntos calientes mutantes del internete tuve hace tiempo el gusto de ponerme en contacto con el discurso de Drew Hempel. Drew es una mezcla de músico, filósofo, activista ecologista e intelectual omnívoro que combina sus lecturas con la práctica de alquimia corporal, lo cual lo ha llevado a planteamientos ciertamente interesantes. Su mensaje es claro: estamos jodiendo a la Madre Naturaleza y para evitar nuestra extinción debemos aprender a relacionarnos con nuestro entorno de una forma diferente a la aprendida en nuestra cultura.

Drew es un tío accesible y siempre abierto a colaborar con quien sea, y de esta predisposición surge la siguiente entrevista en la cual discute los puntos claves de su pensamiento. Si os interesa leer más material suyo—con toneladas de información hiper-condensada—hay un montón diseminado por la red. Él mismo recomienda su tesina, titulada "Epicenters of Justice"; sus artículos sobre "Música Psíquica" (aquí, aquí o aquí) y su propia—y acongojante—teoría conspirativa sobre la "Verdadera Matrix". Aquí está la dirección de su antiguo blog, la de su blog actual (el cual comenzó siendo un libro entero y del que son imprescindibles los comentarios) y la su último libro publicado digitalmente—aunque la página sea de pago el libro puede leerse por completo allí. Drew también recomienda el video sobre John Chang que posteé hace algún tiempo.

Drew, antes de meterte en el mundo de las prácticas extrañas estuviste muy involucrado en activismo de izquierdas viviendo en una comuna, trabajando y reivindicando cultivos orgánicos locales, llevando a cabo acciones de desobediencia civil, etcétera. Pero llegó un momento en el que sentiste que el discurso de la izquierda era demasiado limitante. ¿Cómo llegaste a esta conclusión?

La contaminación ambiental es algo que va más allá de las divisiones políticas entre la izquierda y la derecha, especialmente si es algo que sucede en el patio de tu casa. Empecé a darme cuenta de que la política se basa principalmente en uan serie síntomas psicológicos desarrollados a una edad temprana que provocan que las personas decidan ignorar el daño causado por la polución y destrucción del medio ambiente, incluso cuando esto sucede en su propia tierra. El problema son las dinámicas lineales de las matemáticas. El gurú de izquierdas Slavoj Zizek respondió a una versión preeliminar de mi tesina, Epicentros de Justicia. En 1996 me envió una postal diciéndome que tras un vistazo rápido encontraba que era fascinante. Me dijo que la acabaría de leer y que me respondería de nuevo. En vez de esto su siguiente libro "Metastases of Enjoyment" (1997) incluía nuevas críticas—que no se encuentran en sus anteriores libros—sobre los mismos temas que planteé en su día sobre su análisis: ecofeminismo, parapsicología y la teoría musical en la base de la filosofía Platónica.

Zizek ha afirmado que la crisis medioambiental provocará un colapso del sujeto—del ego moderno liberal—pero aún así la izquierda continúa confiando en la ciencia clásica tradicional y en el pensamiento racional o lineal para resolver el problema. Incluso el anarco-primitivista John Zerzan ha malinterpretado la antropología abogando por una visión del mundo racional, aún cuando esto puede que incluya el misticismo racional. Algunas de las fuentes Lacanianas de Zizek abogan por meditación mental centrada en el hemisferio izquierdo como métodos para avanzar en la comprensión.

Con lo que dí en mi investigación es que la teoría musical desafía la base del pensamiento racional—la idea de que los números racionales tienen una representación fraccional como el cociente de dos números enteros. Lo que muestra la teoría musical es que si se divide "uno" a través de armónicos naturales esto se hace mediante opuestos complementarios, de forma que 1/2 resuena con 2/3, para entonces convertirse en 3/4—literalmente. Esto significa que el orden de los números enteros cambia el valor del número racional, y que por lo tanto no puedes dividir una proporción simplemente multiplicándola por su inverso. En música no-occidental la sucesión de las quintas perfectas—2/3 o de Do a Sol así como su inverso, de Sol a Do— equivale a 3/4. Existe una paradoja profunda en este hecho básico de la resonancia natural, que fue ocultado por Platón y su colega matemático e ingeniero militar Arquitas.

Mi investigación me llevó identificar el armónico 2/3 es yang en el taoismo, y que el armónico 3/4 es yin, demostrando que este tipo de razonamiento musical es de hecho el fundamento de otra civilización antigua—la antigua China. De forma similar, las tres gunas de la India se asemejan a la Tétrada Pitagórica, siendo una filosofía basada en la resonancia. Así que este es un tipo de tradicionalismo, como el defendido por René Guenón, aunque como el propio Guenón expresó aquellos que usaron el término "tradicionalista" lo desvirtuaron completamente, habiendo quedado el autor francés incomprendido para siempre. Lo mismo sucede con Pitágoras: el Teorema de Pitágoras que usa la raíz cuadrada de dos no vino de él, sino de Arquitas y Eudoxo. Además, Pitágoras afirmaba que "Todo es Número y Armonía", mientras que Occidente suele obviar la palabra Armonía.

Esta realidad—con sus evidentes dinámicas de género—es por supuesto atacada por la izquierda dominante. La antropóloga Shelly Ortner defendió este tipo de modelo social y fue despreciada como una esencialista, de la misma forma en que Vandana Shiva y Helena Norberg-Hodge son atacadas por miembros de la misma izquierda dominante. El hecho es que el significado real de la palabra "conspiración" es que la verdad no puede ser encontrada mediante números o palabras, aunque sí por inferencia lógica. Por esto es por lo que F.W.Schelling afirmó que conspiración significa literalmente "unidad espiral".

Por supuesto aprendí todo esto teniendo éxito en la escena progresiva radical política: fui censurado, saboteado, amenazado, etc. y rápidamente me di cuenta de la verdad que subyace a la discusión "racional" de cambios en la sociedad.

Hablas de un encubrimiento de estos temas por parte de la filosofía Platónica, la cual es prácticamente la base de nuestro sistema de pensamiento.

Hay un antiguo ritual con percusión recogido como grabación de campo en el CD "Witchcraft and Ritual Music of Kenya and Tanzania". Básicamente las mujeres jóvenes piensan que serán devoradas por animales salvajes durante un ritual secreto en el que se tocan los tambores durante toda la noche, para a la mañana siguiente ser sus huesos mostrados a aquellas que no han sido iniciadas. De hecho, estas hembras son devoradas por los chamanes percusionistas. La energía electroquímica de las mujeres es tomada por estos percusionistas y es convertida y devuelta a las mujeres como energía electromagnética, crando un "clímax mútuo" de amor-luz. Esto es descrito en el libro del psiquiatra británico William Sargent, "The Mind Possessed: Exorcism and Ecstasy" (Sargent participó en el programa MKultra de la CIA, creando mujeres controladas mentalmente mediante tratamiento de electroshock). Este libro describe sus viajes a culturas no-occidentales para estudiar sus sesiones de curación mediante trance. En la cultura horticultora matrifocal los hombres van a entrenar durante tres meses a los bosques separados de las mujeres. Este entrenamiento supone retener y transformar las hormonas para crear campos electromagnéticos y obtener poderes paranormales.

Lo que sucedió es que tras la domesticación de los animales hace unos 10,000 años, los hombres llegaron a creer que ellos controlaban la Naturaleza, lo que se expresa en el antiguo ritual del eclipse solar. El sol "está enfermo" cuando la energía lunar femenina cubre al sol: por lo tanto debe darse un ritual para curar esta "enfermedad femenina". Esta fue la primera religión original, y fue un sacrificio animal en un principio. A medida que se fue desarrollando la primacía del complejo hemisferio-izquierdo/mano-derecha, este sacrificio fue adquiriendo la forma de guerra; la tecnología se convirtió en una religión basada en la geometría de los principios solares—la matemática logarítimica y la estadística.

Así que esta tradición de "sacrificio ritual masivo" está basada en mantener la creación de la civilización a través de la "separación del cielo y la tierra"—la separación psicológica de los cuerpos inferior y superior. El hemisferio derecho del cerebro, a través de música no-occidental reconecta con nuestras emociones bajas (lujuria, miedo, preocupación, ira, tristeza), las cuales son electroquímicos de nuestros órganos (sistema reproductivo, riñones, páncreas, hígado, pulmones). Cuando esta energía se armoniza a través de la música no-occidental los ultrasonidos ionizan estas emociones mediante el calentamiento de estos electroquímicos. Se crea un calor gozoso que lleva a la apertura de la energía del corazón—estableciéndose así la armonía entre cielo (mente) y tierra (cuerpo). El último número de WIRED tiene un nuevo estudio sobre como una simple decisión se lleva a cabo en nuestro cerebro siete segundos antes de que seamos conscientes en nuestro cortex. En otras palabras, los humanos estamos controlados por nuestro cerebro límbico—el cerebro emocional—, el cual conecta con el cuerpo a través del cerebelo. Esto es mediado por la música de trance. Hay un retraso antes de esta percepción emocional llegue a nuestro cortex, el cual bajo el disfraz de civilización vuelve atrás para reprimir la energía. Cuando nos volvemos humanos controlados mentalmente, no nos damos cuenta del papel que tiene el hemisferio-izquierdo para causar enfermedad.

Lo que sucedió en Occidente es que la tradición de trance de curación mediante el canto femenino fue proscrito. Platón literalmente prohibió los modos de trance de la música, de manera que que tan solo los modos mayores y menores fueron permitidos—el mayor para fines de solidaridad militar y los menores para poner a la gente en su lugar—quedando tan solo un sentimiento de nostalgia y tragicomedia descafeinada. Lo que había sido energía curativa matrifocal curativa se volvió una conspiración. El profesor Bruce Lincoln, un antropólogo de la Universidad de Chicago, tiene una artículo publicado sobre este tema—la transformación secreta de la palabra "Metis", que significaba "conocimiento femenino como habilidad poderosa" y que para Platón se volvió la excusa para el mal. Metis pasó a significar "astutas razones femeninas"—una mentira necesarias para mantener este conocimiento a una distancia apropiada con respecto al gobierno de masas. El protegido de Wittgenstein, el profesor de filosofía de la ciencia Stephen Toulmin escribe también sobre este cambio secreto de la palabra Metis en su último libro "The Return of Reason". La lira solía usarse para temas de filosofía matrifocal—canciones épicas sobre la historia, las paradojas, etc, pero esta música de trance se convirtió en mentiras desde la prespectiva de la dominancia del complejo hemisferio-izquierda/mano-derecha.

El profesor de filosofía de la ciencia y estudios liberales Morris Berman tiene un excelente libro sobre la historia secreta de Occidente llamado "Coming to our Senses". En él argumenta que siempre ha habido una corriente subterránea de este poder orgásmico femenino en Occidente, aunque cuando es utilizado—frecuentemente en forma de alguna clase de misticismo—se transforma en este trip masculino de ascensión a los cielos—ya sea "Jesus" Cristo (Constantino) o Hitler, o las Cruzadas Papales, Newton o Goethe.

Berman busca la tradición alquímica perdida de Occidente—lo que él llama "gnosticismo", aún sabiendo que usa este término como una forma para abarcar varios movimientos. El siguiente libro de Berman fue sobre culturas de cazadores-recolectores y lo que un antropólogo alemán en 1930 llamó "el chamanismo democrático". En un punto de "Coming to Our Senses" Berman se acerca bastante al secreto cuando menciona un libro de música sobre minimalismo aduciendo que pretende escaparse de las limitaciones polifónicas de la música occidental. El secreto básico en Occidente es que el blues es música de trance. El blues está basado en la progresión de acordes 1-4-5—y como he mencionado antes, la octava-perfecta cuarta-perfecta quinta es lo mismo que la resonancia entre consciencia-ying-yang en el Taoísmo Chino. Descubrí además que los tres meses de entrenamiento en chamanismo matrifocal de África (y en el entrenamiento de Vudú tradicional en Brasil) equivalen al "gong" de 100 días en el entrenamiento taoísta.

El problema con Occidente es que nuestro sentido del tiempo recae sobre un sistema basado en "división y media" mientras que en música no-occidental se usa el ritmo natural de los latidos del corazón—los ritmos sincopados. Nuestros cuerpos, de forma natural, tienen ganas de bailar escuchan un sentido del ritmo sincopado—dado que nuestro corazón tiene un ritmo "caótico" no linear.

Lo que sucede en el trance es que el sonido del tambor se corresponde con la frecuencia de las ondas alfa de la relajación profunda. Así, el ritmo sincopado se alinea con el ritmo cardíaco, el cual es el mismo que el de las ondas alfa.

En el taoísmo este es el "ejercicio lento activo"—los movimientos simples de tai chi que se basan en el hecho de que nuestros cuerpos tienen una energía inherente que fluye como opuestos complementarios. La parte superior e inferior de nuestro cuerpo, así como nuestros brazos izquierdo y derecho crean de forma natural un circuito que cuando fluye permite a nuestro cuerpo la creación de campos electromagnéticos de energía curativa paranormal—desde la conexión entre mente y corazón. Esto lo enseña por ejemplo el maestro de qigong Chunyi-Lin y está siendo verificado por las recientes investigaciones en biofotónica.

Ya sea el movimiento pietista en Alemania, los Cátaros de España o Francia, la Tarantella o música de posesión Italiana, o los ranters del Reino Unido, en Occidente siempre ha permanecido de forma oculta alguna práctica de trance curativo femenino. La explosión del movimiento pentecostal evangélico fuera de los EEUU—en el Tercer Mundo durante las campañas genocidas de la CIA tras la Segunda Guerra Mundial—es el último ejemplo de este trance femenino curativo mezclándose entre culturas occientales y no-occidentales. Por supuesto la Iglesia usa la brujería como Inversión. El trance del espíritu santo se usa para exorcizar los demonios de los poderes tribales: la energía curativa femenina de Africa, Asia y Sudamérica se ha convertido en el "nuevo secreto" de Occidente—lo que llevaban a cabo los curanderos que usaban el trance basado en el canto y el trance—y pasa a convertirse en una oración glosolálica Cristiana de canalización del Espíritu Santo para unos 500 millones de personas en las culturas no-occidentales.

Así que entonces te metiste en este tipo de prácticas, más específicamente chi-kung y técnicas taoístas. ¿Cuales fueron tus experiencias?

A un nivel práctico, hoy por ejemplo he estado sentado en la postura del loto toda la noche mientras trabajaba. He descubierto que la postura del loto realmente mantiene mi energía alta. Así que luego vuelvo a casa tras varias horas en esta postura durante las cuales he estado experimentando estos profundos momentos de climax interno, de profundo placer recorriendo mi cuerpo. Al salir fuera el Sol estaba brillante que nunca. Entonces he sentido siento una fuerte sensación magnética placentera llenando el centro de mi cabeza—mi glándula pineal activadándose debido a la energía solar.

En una demostración en 1995 la maestra de chi-kung Effie P.Chow creó un campo magnético y nos pidió que mantuvieramos encaradas las palmas de las manos los unos hacia los otros para crear bolas de energía. ¡Cuando nos íbamos el guardia de seguridad entró dentro de la habitación preguntando por qué se habían fundido las luces en la habitación contigua!

En el años 2000 el maestro de chi-kung Chunyi-Lin creó también un campo de energía, pero lo más impresionante fue cuando miró hacia mi riñón derecho e inmediatamente sentí una fuerte sensación calurosa SOLO en mi riñón derecho. Estaba disparando un laser desde su tercer ojo. De repente empezó a citar frases de libros que había dejado en mi mochila, fuera de vista. Citas específicas. Luego empezó a decirme cosas que solo yo pensaba que sabía. En una ocasión el maestro Chunyi-Lin llevó a cabo una curación a distancia para un amigo de alguien de la clase, quien a la semana siguiente nos dijo que este amigo se había recuperado de repente en el hospital en ese mismo momento. Tuve a esta mujer frente a mí mientras contaba todo esto y ni ella mismo podía creerlo. Estaba fuera de sí y en cierto momento empezó a excitarse mucho. En ese momento, casualmente el maestro Chun-Yi levantó sus brazos como para bostezar, pero al llevarlos abajo vi como apuntó con la palma de la mano hacia la mujer. Entonces sentí esta bola de energía electromagnética explotando hacia la mujer, dejándola calmada. Creo que nadie más lo vió porque solo yo estaba tras de ella y alineado con la escena.

Estas son algunas de las cosas que ví. Cuando empecé a reunir energía electromagnética en mi vientre simplemente dejé de comer. Continué haciendolo durante ocho días, solo tomando medio vaso de agua diariamente. A final de la semana solo necesitaba 5 horas de sueño y podía permanecer en la postura del loto todo el tiempo que quisiera. La parte superior de mi cabeza se volvió blanda y tuve episodios de telepatía. Podía usar mis manos para emitir fuertes campos electromagnéticos e incluso curé a mi madre de [smoker's leg] (pierna de fumador?) de forma que no necesitó más de mallas quirúrgicas. También empujé accidentalmente fuera del cuerpo el espíritu de una señora mayor, sin tocarla—se supone que no debes nunca empujar la energía de la parte superior de la cabeza. Lloró durante 15 minutos seguidos pero luego se recuperó. Cuando estuve sentado en la postura del loto haciendo un banquete de energía—el ayuno—acudí a un taller del maestro Chunyi Lin de nivel 3. Ví espíritus de muertos flotando en la sala—esferas de color amarillo. No dije nada sobre esto pero el maestro anunció en la sala que alguien más había visto a los espíritus y que por lo tanto debía explicarse. Dijo que los espíritus acuden a él para escucharle y así poder volver al "vacío"—consciencia pura—para encontrar paz. Esto no me venía de nuevo porque había estado estudiando libros de meditación esotérica y el monje budista tailandés más famoso describe exactamente la misma experiencia.

En estos talleres de nivel III el maestro Lin trabaja para abrir tu tercer ojo. En el primer taller abandonó la sala y me quedé sentado preguntándome donde habría ido. ¡De repente el centro de mi cerebro empezó a hervir! El Maestro Lin había acabado de leer mi aura al haber ido yo a hacerle una pregunta, así que supongo que salió de la sala para concentrar mejor su energía. De todas formas la energía era demasiado fuerte y yo no estaba preparado todavía. Más tarde, en otro de esos talleres, el maestro tocó mi frente y una oleada de gozo magnético salió disparada hacia mi glándula pineal. Desde ese día tengo esa sensación permanentemente. Incluso detuve mi práctica un par de meses y no se fue.

En otra ocasión el ayudante del maestro Chunyi Lin me hizo algo similar. Tras el taller de nivel III me dijo que se iba a quedar practicando en la postura del loto. Le pregunté si podía quedarme con él, y me dijó que quizás más tarde. Así que me fui a casa y cuando me siento en la postura del loto mi cabeza empieza de nuevo a hervir. La energía era más fuerte de lo habitual, así que me imaginé que provenía de los maestros de chi-kung. Así que pasa la semana y me olvido de todo esto, y cuando vuelvo al taller, antes de empezar la clase el maestro Jim Nance se hace conmigo por un momento en el pasillo, me mira a los ojos y me dice: "¿Notaste algo?" ¡De repente me doy cuenta de que hablaba de la semana pasada! Por lo visto había aprendido esta nueva habilidad y estaba poniéndola en práctica.

Últimamente he estado usando esta energía para lo que llamo "O a D"—"Orgasmos a Distancia". La energía electromagnética masculina o yang es disparada de mi glándula pineal. Mientras estoy en la postura del loto, mi nervio vago del lado derecho de mi cuello ioniza la energía femenina yin—energía electroquímica, produciéndose entonces lo que se llama "luz-amor". Así que esto se dispara a las fuentes de yin que hay alrededor mío—pricipalmente mujeres pero también hombres—cuando alguien necesita que su energía electroquímica se armonice en forma de luz. Así que cuando se bañan en mi energía siento un vacío en mi cráneo que hace que ascienda mi energía electroquímica, de forma que se crea un clímax mútuo entre el recipiente de mi energía yang electromagnética masculina y la posición del loto succionando su energía yin electroquímica no armonizada. Las emociones "bajas" se corresponden con la energía yin no armonizada–la rabia se corresponde con el hígado, la preocupación con el páncreas, el miedo con los riñones, la lujuria con los órganos reproductivos y la tristeza con los pulmones. La posición del loto ioniza a energía yin electroquímica, por lo que se vuelve "luz-amor" de nuevo—la energía electromagnética del corazón-mente, disparándose desde el corazón hacia la glándula pineal. Así la energía continua circulando sin acumularse formando campos electromagnéticos más fuertes. Así mantengo la energía armonizada y circulando para la curación de los niveles bajos.

Nuestros lectores recordarán que un en la segunda parte de Matrix aparece una escena en la que el jefe merovingio dispara a Monica Belucci esta energía orgásmica. Martix puede parecer fantasiosa, aunque cabe recordar que en librito que acompaña al DVD entre otra literatura heterodoxa—y tecnócrata como los libros de Ray Kurzweil—aparecen recomendadas las enseñanzas de G.I. Gurdjieff, quien llegó a dominar esta técnica de la que hablas. Así que si te entiendo correctamente, deberíamos reconectar con esta energía interna para reestablecer la armonía en una cultura en la que se ha perdido este tipo de prácticas.

De hecho hay una entrevista con el profesor de Stanford Robert Sapolsky—autor del excelente libro "Why Zebras Don’t Get Ulcers"—sobre "la paz entre los primates". Estuve manteniendo algo de correspondencia con él sobre la conexión entre hormonas, territorialidad y exogamia femenina—el abandono de la familia por parte de la hembra en pos de ser controlada por la familia de un macho extranjero. Los bosquimanos, pero, entendían el proceso a la inversa: el macho abandonaba su territorio para servir a la familia de su nueva mujer. La cultura bosquimana fue la cultura dominante durante el 90% de la historia humana, desde el año 80.000 aC. Los chimpancés, en contraste, practican la exogamia femenina.

En la cultura de los bosquimanos no eres considerado "un hombre de verdad" hasta que no hayas conseguido la resistencia para conseguir esta energía curativa de los "O a D". Las mujeres insisten en que los hombres aprendan esto. De lo que habla Sapolsky es que la conducta pacífica de los primates es algo que se aprende y que no viene dado por el determinismo genético. Esencialmente lo que resulta de esto es un grupo de primates que se quieren, en los que las mujeres básicamente ofrecen sus traseros para esta experiencia de "O a D".

De otra manera, lo que sucede, como Sapolsky describe, es que obtienes el "desplazamiento por rabia" en donde hay una jerarquía de agresión con los que están más abajo llevándose la peor parte. Esto, por supuesto, es ahora la norma para la humanidad—pero sorprendentemente la cultura de los bosquimanos cuenta con una energía pacificadora practicada por los curanderos masculinos, llamada "la recolecta del N/um de las jóvenes damas". El N/um es la energía del gozo electroquímico que se transforma en energía lumínica masculina electromagnética que los bosquimanos llaman !XIA. La mayoría de las sanaciones en las danzas de trance tienen como objeto la envidia sexual. Tras la sesión hay muchas más interacciones amorosas entre hombres y mujeres. Al menos en mi experiencia hacen falta al menos cinco climax para abrir el chakra del corazón. Como la mayoría de los machos modernos no adquieren este poder de resistencia, las emociones no se ionizan—vía el nervio vago—y los electroquímicos se quedan estancados como rabia, lujuria, tristeza, miedo y preocupación. El clímax externo es muchas veces iniciado por el sistema simpático nervioso—el responsable del estrés—siguiendo así realimetando las mismas emociones bajas. Cualquier persona puede aprender a llevar a cabo este clímax interno practicando los ejercicios denominados como "órbita microcósmica", que equivalen a la aplicación de los armónicos de las 12 notas musicales al cuerpo. Esto es además lo que G.I.Gurdjieff llamaba "el ejercicio de circulación de la energía".

Te muestras bastante crítico con el discurso tecnoespiritual del movimiento psiquedélico. ¿Por qué?

Ambas energías, la masculina y la femenina, son electroquímicas, y por lo tanto "yin", mientras que la energía curativa del trance es electromagnética—"yang" o masculina. Teniendo esto en mente, la psiquedelia se corresponde con la energía femenina electroquímica. La creación de la energía curativa por parte de los bosquimanos se hacía mediante el canto de las mujeres acompañado de palmas sincopadas mientras los hombres danzaban diez horas alrededor del fuego. El 90% de los hombres se volvían curanderos, así que el chamanismo no era considerado ningún rol especial, como sucede frecuentemente en la escena psiquedélica. Sin embargo, sí se usaban psiquedélicos cuando eran las muejres las que ejercían el curanderismo: necesitaban de ayuda extra dado que de lo contrario la intensidad del dolor y las emociones se hacían demasiado profundos.

La psiquedelia sí produce luz, y por lo tanto tiene una parte de energia electromagnética yang—aunque tan solo en un sentido limitado, dado que al tratarse de plantas es amplificada por la energía yin femenina. De forma contraria, lo que llamo la "revolución de la resonancia natural" tiene potencial ilimitado dado que se basa en los principios básicos que crean a ambas energías: la electroquímica y la electromagnética. Esto es por lo que los curanderos masculinos nunca usan psiquedélicos. Incluso Wade Davis reconoce que en África hay mucha menos dependencia de las drogas a la hora de curar. Lo que es increíble es como la cultura bosquimana continúa siendo ignorada, probablemente porque ha sido casi completamente destruida. Los psiquedélicos son un tipo de tecnología—una herramienta—que en cierto sentido son la razón de que los hombres hayan perdido sus capacidad de creación de energía curativa.

Así como Sapolsky realizó estudios sobre tendencias del comportamiento de los primates se ha descubierto recientemente que las primeras que usaron herramientas fueron las hembras—usando lanzas para la caza. Esto es bastante irónico dado que solemos considerar a los hombres como cazadores: de hecho los machos chimpancés son cazadores, pero usan la carne para ganar favores sexuales con las hembras, usualmente a través de la coherción. Las hembras chimpances—que no querían ser violadas—comenzaron a utilizar la tecnología como fuente alternativa de carne. El antropólogo Christopher Knight, basándose en su libro "Blood Relations", argumenta que las hembras humanas establecieron una sincronización menstrual con la luna formando así una solidaridad de grupo para asegurar que las relaciones de caza se mantuviesen "civilizadas". Así que, en este sentido, la ovulación oculta en sincronización con la Luna es parte del uso primigenio de las herramientas. Este es un argumento bastante persuasivo y Knight tiene de hecho una beca para finalizar su próximo libro—titulado "The Human Conspiracy"—con más detalles.

Esencialmente la dominancia del complejo hemisferio-izquierdo-lingüístico/mano-derecha coevolucionó junto al bipedalismo de forma que la caza a larga distancia pudiese ser organizada. En un primer momento las hembras controlaban el territorio, como bien se puede observar en la cultura de los bosquimanos: los hombres podían cazar solo cuando las mujeres se lo permitían. Pero con la domesticación de los animales los machos empezaron a pensar que eran ellos los que controlaban el territorio, y subsecuentemente la luna comenzó a contemplarse como símbolo de enfermedad. Esto puede encontrarse entre las tribus pastoral de Turkana en Kenya, en donde emergen las religiones más antiguas: el sol "enferma" cuando la luna lo cubre y por lo tanto se hace necesario un sacrificio ritual. Emergieron normas dominantes—pertenecientes al hemisferio-izquierdo-lingüístico—con la finalidad de extender el territorio de caza. Esto es esencialmente una regresión a la exogamia femenina de los chimpancé—y su dependencia en la coerción y violación a través de la jerarquía masculina. Este control de las emociones más bajas es lo que Gurdjieff llamaba "Kundabuffer"—literalmente el cierre del "órgano" de la base de la espalda, deteniendo así el clímax interno al que se puede llegar usando el pacífico sistema nervioso parasimpático.

El crecimiento de este territorio basado en el el complejo hemisferio-izquierdo/mano-derecha tuvo su expansión mucho más tarde en la figura de la ciencia, basándose ahora en sacrificios rituales masivos a expensas de las pacíficas y ecológicas sociedades horticultoras matrifocales gobernadas por la luna y basadas en el agua. Mi argumento es que mientras la Naturaleza está basada en moleculas asimétricas "de la mano izquierda" basadas en el carbono, la ciencia misma se basa en tecnología "de la mano derecha" para llevar a cabo las mediciones dominadas por la lógica del hemisferio izquierdo, las cuales se hayan desconectadas de la música curativa con dominancia del hemisferio derecho que previamente mantenía la armonía entre cielo (mente) y tierra (cuerpo).

Es una aseveración bastante salvaje: la ciencia es una proyección psicológica de esta resonancia natural perdida, pero dicha resonancia vuelve ahora como energía reprimida: la Madre Naturaleza destruyendo la vida en la Tierra y comenzando de nuevo. Gurdjieff habla de esta destrucción de la civilización cuando afirma que a menos que la luna sea debidamente alimentada por la energía psíquica de la vida sobre la tierra, esta vida será liquidada dado que no está haciendo su trabajo en armonía con la resonancia entre luna-sol-tierra (yin-yang-consciencia). Lo que queda pues es pura consciencia o lo que yo llamo "consciencia femenina sin forma".

a ayahuasca (DMT) convierte a la Kundalini (energía sexual electroquímica) en energía lumínica (shen en qigong, shakti en yoga). La diferencia es que en el qigong y en el yoga primero transformas tu energía sexual en energía electromagnética (chi o prana) y lo almacenas en la parte inferior del cuerpo (en casos extremos en vez de comida) … pero con las plantas no almacenas la energía electromagnética. Así que los curanderos con plantas pueden tomar la DMT y ver los bloqueos en el cuerpo de otra gente, pero no pueden curar a otra gente. A veces el entrenamiento con plantas se combina con meditación: el curandero medita en la selva sin mujeres o comida y entonces la planta activa la energía sexual, que se almacena como energía electromagnética. Una vez abres el tercer ojo por completo, puedes crea campos electromagnéticos de energía lumínica (shakti-shen) y transmitirla en forma de energía curativa.

Las matemáticas occidentales funcionan mediante simetría—esto es por lo que Dan Winter o la teorías de supercuerdas fallan; el chamanismo no-occidental funciona mediante opuestos complementarios. Sentarse o no en la postura del loto no puede fingirse—es algo que funciona con opuestos complementarios, así como el Tai Chi o la órbita microcósmica.

Comentarios

  1. Chitauri en Enero 24th, 2009

    Psico, interesante entrevista.

    Simplemente resaltar que en la segunda parte de Matrix, a quién le provocan el orgasmo es a una tipa que está en un restaurante y no a Mónica Belluci, quién por cierto se pone celosa de esto y del polvo posterior de su marido merovingio con la mentada chica y lo traiciona.

    Salu2.

  2. Gregorius en Enero 24th, 2009

    ¡¡¡Bien hallado!!!

  3. nosce en Enero 26th, 2009

    Congratuleishions!

    “En un punto de “Coming to Our Senses” Berman se acerca bastante al secreto cuando menciona un libro de música sobre minimalismo aduciendo que pretende escaparse de las limitaciones polifónicas de la música occidental. El secreto básico en Occidente es que el blues es música de trance. El blues está basado en la progresión de acordes 1-4-5—y como he mencionado antes, la octava-perfecta cuarta-perfecta quinta es lo mismo que la resonancia entre consciencia-ying-yang en el Taoísmo Chino.