martes, 18 de mayo de 2010

yogui, Prahlad Jani - breatharian

El diario Ahmedabad Mirror publicaba hace unos días la noticia de que un yogui de 82 años lleva desde los 8 sin probar bocado ni líquido alguno. Ahora, un equipo de médicos del del Defense Institute of Physiologist and Allied Science (Dipas), investigan si se trata de una realidad o un fraude.

Los especialistas en medicina del Defense Institute of Physiologist and Allied Science quieren averiguar dónde radica el secreto de la resistencia de este yogui, Prahlad Jani, por lo que está siendo examinado en un hospital del Estado de Gujarat, al norte de la India.No es la primera vez que Jani se somete al análisis de la ciencia. Ya en 2003, otro equipo de médicos le examinó, sin que pudieran llegar a explicarse el fenómeno.

Según los médicos, el hombre está en perfecto estado de salud, cuando la inanición y, sobre todo, la falta de ingesta de líquido, debería haber acabado con su vida hace décadas, ya que se estima que una persona normal puede sobrevivir un máximo de cuatro días sin beber y una semana sin comer, aunque se han dado casos extremos, en situaciones como terremotos o avalanchas, en que se ha llegado a sobrevivir una semana sin beber o dos sin comer, pero bebiendo algo.

Jani, además, es capaz de generar orina en la vesícula y de hacerla circular libremente a su capricho por su sistema, según explicó el médico Sudhar Shah. Esta técnica es conocida en occidente como “breatharianismo” (de breath, aliento en inglés) y consiste en alcanzar, a través del poder mental, el total dominio de sus propias funciones corporales. En la prueba realizada al yogui, el hombre consiguió reducir la orina de su vejiga de 120 mililitros a 50 como se le había pedido "sin expulsarla". Los médicos le pidieron esa misma noche otra prueba más: que lo redujera a cero. "En el tiempo estipulado, no había ni una gota de orina en su vejiga", añadió el médico, que aclaró que "los humanos tienen que expulsar la orina para sobrevivir, si no lo hacen sus riñones fallan".

Además, en el examen que se le realizó en 2003 se afirmó que la estructura del cerebro de Jani era de un hombre de 25 años. Los expertos quieren, ahora, comprobar cuánto ha envejecido en estos años.

Prahlad Jani, más conocido como Mataji, nació en 1928, en la localidad de Gujarat, y asegura que recibió sus poderes especiales de una divinidad, cuando tenía ocho años.

El director del Instituto de Psicología y Ciencia Aliada de Defensa de India, G. Ilavazhagan, ha manifestado que "al Ministerio de Defensa indio le interesa el caso de Jani porque hay soldados en zonas fronterizas donde los alimentos y el agua no están fácilmente disponibles". Además, averiguar la fuente de la energía de Jani serviría también para desarrollar estrategias para la supervivencia en situaciones de catástrofes y otras emergencias similares.
"I feel no need for food and water" states Prahladbhai Jani, a seventy-six year old Indian ascetic who lives in a cave near the Ambaji temple in the state of Gujarat. Mr. Jani claims that he has not had food or fluids to drink for the last sixty-five years.
Ahmedabad Storling hospital a team of 45 doctors 85 years researching the phenomenon is named to be Prahlad Jani (Mataji), an Indian Sadhu, who claim that the past 65 years, he neither ate nor drank anything, yet are perfectly healthy.

hay muchos casos como prhalad, como giri Bala o Anandamurti, se alimentan del pranah del universo o del Sol.


Nueva Delhi, 7 de mayo 2010.
Un grupo de médicos militares de la India, tras examinar durante dos semanas a Prahlad Jani, un hombre de 82 años,
que no come ni bebe y seguidor del yoga hindú, no lograron averiguar cómo logra sobrevivir, informó el corresponsal de RIA Novosti.

"Concluimos el examen. Todos los análisis están normales. Queremos encontrar un método para formar tales capacidades en otras personas", dijo a la agencia el jefe del grupo Sudhir Shah.

Prahlad Jani afirma que no come ni bebe desde hace unos 70 años. Pero los médicos no le creen. El examen se realizó en una clínica privada de la ciudad de Ahmedabad, Estado de Gujarat, del 22 de abril al 5 de mayo 2010, donde este hombre único ha estado observado durante las 24 horas diarias.

Expertos del Instituto Militar de Fisiología y Ciencias Afines averiguaron que los riñones del anciano producen orina, pero el propio organismo la absorbe. Una persona común perecería de intoxicación en días contados en tal situación.

Jani explicó que a la edad de ocho años abandonó su casa y vagabundeó en los bosques de la India occidental. A los 11 años tuvo una experiencia espiritual, y desde aquel tiempo no tiene la necesidad de comer ni beber. Medita todos los días. Se siente perfectamente y nunca estuvo enfermo.

A los médicos que lo examinaron les interesa, en primer lugar, la capacidad del organismo humano de soportar las condiciones extremas y la posibilidad de encontrar un método para transmitir esas capacidades únicas a otras personas, especialmente a soldados.

DISCOVERY CHANNEL: Prahlad Jani...




Prahlad Jani es una celebridad en este momento gracias a su peculiar forma de vida. Jani es indio. Su virtud es más bien un don, un misterio o una inquietud para la ciencia, pues según dice ha pasado setenta años sin ingerir alimentos ni beber agua.

La cuestión es físicamente imposible, ya que un ser humano normal difícilmente pueda sobrevivir más de cincuenta días sin consumir alimentos (menos si además no bebe agua), y la huelga de hambre más larga registrada alcanza los setenta y cuatro días. Jani la sobrepasó con creces, y actualmente está siendo estudiado por las autoridades de defensa indias para comprender qué es lo que ocurre en su organismo.

La Defence Research Development Organisation de la India tiene dudas respecto a sus declaraciones, y está observándolo de cerca.

Durante días que Jani no ha consumido alimentos ni ha bebido agua, se ha encontrado en forma y con salud estable. Lo mismo ocurrió en el 2003, cuando fue analizado y pasó diez días sin comer ni beber, y su cuerpo no mostró señales de verse afectado. Su orina se formaba en su vejiga y era absorbida por el organismo, y aunque pasó la prueba, se generaron algunas dudas al haber bajado ligeramente de peso hacia los últimos días de la prueba.