miércoles, 26 de junio de 2013

EL ALIMENTO DE LOS DIOSES - Daniel Lumera

El Alimento de los Dioses
La alimentación holística del futuro
El poder de la luz y del sol son el alimento y la medicina más potetes que tenemos a nuestra disposición
  el código de la luz (ebook)-daniel lumera-9788497778763
Un nuevo nivel de salud, bienestar y realización que está implicando
a cada vez más personas, y que ya se ha convertido en uno de los pilares del nuevo modo de comprender y de ser humanos. Indudablemente ponerse en contacto con estas nuevas frecuencias evolutivas transportadas por la luz, es una experiencia extraordinaria con la capacidad de llegar a experimentar nuevas áreas de percepción y a despertar nuevos canales sensoriales.
“El Alimento de los Dioses, la alimentación del nuevo ser humano”
Todo el poder de la luz del astro rey, está conectado íntimamente con cada aspecto de nuestra vida y es altamente necesario, ya no sólo por nuestra salud y psicofísica y emocional, sino también para la realización y la evolución de nuestra conciencia.
La percepción que tenemos actualmente de nosotros mismos y del mundo está cambiando radicalmente, y con ello cambiará también el modo de nutrirse, accediendo a manantiales de nutrición inicial y aparentement e inaccesibles.

A pesar de que muchas personas sean aún inconscientes, está en activo una gran revolución; La revolución de las conciencias, la cual está cambiando nuestro sistema perceptivo y cognitivo: la visión y percepción interna de quiete somos, de los demás, de las relaciones, del mundo, de la existencia y el universo. Sin que o nos demos cuenta, están llegando, a través de la luz solar, nuevas informaciones, cada vez más completas, para nuestro próximo avance evolutivo como especie; entre las cuale s incluyen la información que concierne a la alimentación, nutrición y salud.

De manera natural, estamos recibiendo un revolucionario régimen holístico basado en la cantidad y la calidad de los herzios que contienen los alimentos y, en consecuencia, en la luz que “ingerimos” y absorbemos. Uno de los primeros científicos en hablar de la luz en los alimentos ha sido el biofísico Albert Fritz Popp, que ha averiguado como todos los organismos vivientes irradian un ténue pero permanente flujo de luz, cuya inte nsidad es visible a través de los rayos ultravioleta. La emisión de estas partículas de luz, llamada biofotones, se interelaciona a todas las funciones biológicas y fisiológicas del cuerpo.

La luz que emanan nuestras células es portadora de gran cantidad de información y con la particularidad de que actúa con las mismas características de la luz láser, siendo capaz de regular el crecimiento y la regeneración de las células, así como controlar todos los procesos bioquímicos del cuerpo. Estos estudios, p roducto de numerosas búsquedas sobre el campo alimenticio en relación a la cantidad de luz emitida por los alimentos y su poder nutricional.

Desde la perpectiva de la sustancia fotónica, nosotros nos alimentamos de luz y nuestra salud está estrecha e intrí nsicamente relacionada con nuestra propia luminiscencia. En Italia el internazionalmente reconocido biólogo Protti ha desarrollado estudios oficiales sobre los tejidos cancerígeno y la sangre en relación a la intensidad de luz que emanan nuestras célula s. Sus búsquedas han revelado que existe una íntima y estrecha relación entre vitalidad y luminosidad en la emisión de biofotones de las personas;
Cuánta más luz emanamos más intensa es nuestra fuerza vital más allá de la potencia oncológica, es decir de la capaciad de combatir las células cancerosas. Uno de los experimentos más relevantes comprobados científicamete es el efectuado en el estudio de la enfermedad de la leucemia, dónde se ha descubierto que en presencia de estas patologías leucémicas, la sangre tiene muy bajas emisiones de biofotones.

Nuestra salud y benestare están estrechamente vinculadas con la luz interior que emanamos y con el potencial que tenemos de regenerarla o de aumentar la intensidad lumínica. Hoy los biofotone son objeto de muchas búsquedas en todo el mundo y en los Estados Unidos ya se ha demostrado que las zonas cutáneas, correspondientes a los puntos de acupuntura, emiten más biofotones por a través de la piel. En consecuencia, es muy alentador saber que la anatomía ener gética del futuro estará basada en la luz interior y que tenemos la capacidad interna de regularla.

"Al comenzar a considerar al ser humano como un cuerpo completo y a experimentarnos como conciencia que utiliza ese cuerpo, las cualidades como la fuerz a vital, las emociones, la mente y el espíritu que se manifiestan en la experiencia de la existencia, lograrán que podamos cambiar el modo que tenemos de considerar la el alimiento y sus funciones.

Es importante saber que íntimamente el ser humano está hecho de luz y necesita alimentarse de luz para vivir en salud y realizarse. Y es por ello la importancia de la transmisión de medir el valor energético de los alimentos en Mhz (Megahercios). Si queremos vivenciar un nuevo nivel de bienestar y equilibri o será necesario alimentarse con frecuencias vibratorias más elevadas. Para ello es fundamental conocer los Hercios que contienen la carne o los productos sumamente elaborados.

Por ejemplo, los alimentos de origen animal equivalen a 0 Mhz; las hortalizas varían de 12 a 22 MHz; la fruta fluctúa entre 20 a 27 MHz; En cambio, los alimentos como las algas o el limón superan los 50 MHz.

Cuánto más capaces sean los alimentos de almacenar luz, más es elevada su capacidad de transmitirla, siendo por ello directa mente proporcional al poder de nutrición como manantial de salud.

¿Cómo lograr mantener un régimen lo más "luminoso" posible?

En el régimen Holístico basado en la calidad y cualidad de la luz, no es suficiente nutrirse solamente con los alimentos que con tienen más Megahercios, también es fundamental considerar todas las interrelaciones que manifesta nuestro amplio sistema humano. En la concepción holística de la nutrición también una emoción o un pensamiento representan comida y alimento y constituyen y regulan nuestro régimen. 

Este nuevo concepto alimenticio prevé una nutrición equilibrada entre todos los sistemas del ser humano: el cuerpo, la energía vital, las emociones, la mente y el espíritu. Los estudios sobre las frecuencias han revelado que un p ensamiento negativo puede reducir la frecuencia de una persona de 10 mhz, mientras una aptitud mental positiva puede elevar la frecuencia de una persona de 10/15 Mhz.

Esto nos hace comprender que para regular el régimen alimenticio basado en la luz es nece sario contemplar todos los “cuerpos” que pertenecen a cada persona: físico - vital - emocional - mental - espiritual y en un nivel superior el cuerpo de conciencia. Nuestra conciencia tiene el poder de transformar la luz en pensamientos, emociones y fuerza vital y viceversa, los pensamientos, las emociones y la energía vital en luz. Aquellos que consiguen regular la misma luminosidad en todos este niveles acceden a un bienestar que se traduce en el reflejo de un muy alto nivel de realización y salud.