jueves, 15 de noviembre de 2012

CRUDIVEGANISMO - Futuro cercano para todos

 Susan Reynolds, la protagonista de la historia que os presentamos a continuación:

La joven británica que solo se alimenta de comida cruda y fríaSusan Reynolds cree que el secreto de su juventud reside en la comida cruda. (Foto: Cascade News)

Esta joven británica de 29 años procedente de Edimburgo (Escocia) ha acaparado el interés de los medios de comunicación con una revelación que a buen seguro pondrá en jaque a la comunidad médica internacional.

Y es que asegura que el secreto para lograr una dieta saludable consiste en prescindir de la comida caliente y en alimentarse única y exclusivamente con comida cruda y no manipulada desde un punto de vista genético.

[Relacionado:
La fruta cruda, el mejor aliado de tu salud]

Reynolds ha seguido esta dinámica durante siete años
y está dispuesta a llegar al límite para demostrar que su método es de todo menos contraproducente. Por ello, dirige su propia empresa en la que se dedica a instruir a la gente sobre los beneficios de seguir un tipo de nutrición con lo crudo como sello de identidad. Las frutas, las verduras, los cereales, los frutos secos o las alubias sin cocinar no pueden faltar en su peculiar dieta.

Sin embargo, hace unos años ni tan siquiera ella habría podido imaginarse tal y como es hoy en día. Antes de convertirse en una precursora de la alimentación saludable, no pudo evitar caer en las riendas de la peligrosa comida basura.

Por entonces, las hamburguesas y la gastronomía china formaban parte de su sustento semanal mientras estudiaba en la Univerdad de Edimburgo, pero un viaje con destino a la India fue el punto de inflexión que cambió su vida.

A su vuelta de las vacaciones y con tan solo 21 años, decidió hacerse vegetariana y comenzó a dar clases de yoga, una nueva aventura estrechamente relacionada con el estilo que profesaría desde ese momento.

Actualmente, ocho años después de esa decisión, presume de silueta y de que mucha gente la confunda con una adolescente. "La diferencia que noté en un día fue tan increíble que he seguido haciéndolo desde entonces. No he ingerido comida caliente en los últimos siete años", afirma.

Muchos confunden a Reynolds con una adolescente. (Foto: Cascade News)

La joven no tiene duda de que una dieta basada en alimentos crudos y fríos es la mejor forma para mantenerse saludable. "Los beneficios incluyen más claridad en las ideas, positivismo, salud, energía y una habilidad para tomar mejores decisiones", añade. "Mucha gente opina que este tipo de dieta también proporciona una piel radiante y un aspecto más juvenil", concluye.

Según Reynolds, la clave para superar las ansias de cocinar comida caliente es creer sobre todo en su propio exito y en seguir una dieta con un alto contenido líquido, en la que se incluyen zumos verdes, 'smoothies', sopas y algunos elixires.

Su obsesión por la dieta cruda es tal que incluso algunos de sus familiares están siguiendo sus consejos. Por ejemplo, la propia Reynolds se encargó de preparar la cena de Navidad del año pasado para su novio y para los allegados de éste. "Preparé una fuente de frutas como entrante y les encantó", explica.

Pese a que son muchos los que critican sus métodos, parece que nada ni nadie podrá frenar sus ansias por extender entre la población una alimentación que no ha hecho mas que proporcionarle beneficios.

Dieta diaria de Susan Reynolds

5am.: Despertarse y beber 750 ml. de agua de limón.

6:30am.-8:30am.: Practicar yoga.

10am.: Un litro de zumo verde hecho mezclando una lechuga, espinacas y otras hierbas.

11am.-4pm.: Snacks y una fruta (higos, mango o bayas), chocolate puro, zumo verde de nuevo y "súper comidas" como el polen de abeja.

6pm.: Ensalada grande y/o sopas de verduras, otro plato crudo hecho con frutas y verduras y/o algunos frutos secos, dependiendo de lo que sienta que necesita ese día.

Antonio Ortega, Irene Bueno, Laura Paglia con la charla: “Con Ciencia y Espíritu: La verdadera Revolución está en tu plato Salud y ética para una sociedad cada día más alejada de la naturaleza. Bases biológicas de la alimentación natural. Crudiveganismo y salud. Ética. Qué y que no comemos. Consejos prácticos para vivir crudivegano. Cambiar el mundo, el impacto que tiene un gesto tan simple como decidir lo que pones en tu mesa día a día…